Enseñarles a mis padres

Cuando el internet comenzó su boom, los mas adultos – claro el ciudadano común-, dejo la tecnología para los jóvenes, pero luego de su inmersión en casi todo lo que hacemos se han visto en la necesidad de aprender de las manos de los más chicos. Claro no estoy generalizando pero al menos en mi entorno es muy común ver a una madre pidiéndole a su hijo que la ayude con alguna aplicación o algo relacionado con una red social.

Hay una transición, hoy en día de los adultos que deben ayudar a sus padres, y otra en donde deben controlar a los más pequeños, haciendo uso del control parental o limitando de alguna forma el alcance de las herramientas tecnológica a los menores de edad. Pero estoy seguro, que las anécdotas abundan mas enseñarle a los más viejos como se usa que limitando a los más pequeños.

Una de los comportamientos, más comunes cuando se quiere ayudar a alguien mayor, es su falta de tolerancia, cuando ven que le proceso lleva varios pasos, por ejemplo para registrar algún tipo de usuario bancario o alguna rede social. Algunos estallan en nervios porque perciben como que por medio de un botón en las aplicaciones, harán explotar la tierra, o se transfieran todos sus ahorros al infinito cuando ni siquiera se ha registrado la cuenta de usuario.

A todo el que le toque enfrentar esta situación, es recomendable que guarden su compostura, hay que ponerse en el lugar de ellos, es mejor no hacer muecas o exclamaciones que los hagan creer que es el fin del mundo, cuando lo que paso fue que te equivocaste en una letra, es mejor proyectarles seguridad, el internet es una necesidad en estos tiempos, hay que lograr entonces que ellos adquieran confianza para que hagan las transacciones por su cuenta.

Nunca esta demás mostrarle todo lo que pueden hacer a través de internet, como pagar evitar ir al banco, pagar las cuentas, comprar comida, chatear con un cerrajero ripollet, sin necesidad de moverte de la casa o tener que hacer grandes viajes cruzando la ciudad. Se puede vender, trabajar y hasta perder el tiempo si dispone de conexión a internet.

Lo más divertido será, ver como luego de dominar un poco el mundo online, se volverán zombis, justo tanto como nos regañan a nosotros, pasaran muchas horas pegados al computador o la Smartphone viendo sus redes sociales, quemando la etapa de la adicción a la web. Con el uso de los Smartphone y las app de casi todo lo que te imagines, se podrán empalagar durante horas.

No importa qué edad tengan, si esta en tus manos ayudar a otros a nivelarse en cuanto al internet hazlo, no importa si es tu abuelo y hasta tu bisabuelo o tu tía, no importa a que se dedique si es zapatero, cerrajero el masnou, o arregla relojes, nada de esto es una limitante para que quiera y necesite incursionar con la tecnología, de sobra estoy seguro, que su vida cambiara a partir de ese momento.