¿Fin del Google Fiber?

El Internet es una maravilla y además de solo ser la súper autopista de la información también es un fértil campo de trabajo para millones de personas en todo el planeta y podríamos decir que para nadies es más importante que para Google. Esta compañía, el gigante indiscutible de los buscadores de Internet, desarrolla la gran mayoría de sus negocios basados en Internet, aún sus productos físicos se centran en el uso y disfrute de la red de redes.

Es por ello que entre sus muchas iniciativas Google hace unos años inició un novedoso proyecto, Google fiber, mediante el cual se convertía en su propio campo de trabajo al realizar instalaciones de Internet de fibra óptica de velocidades súper elevadas. La apuesta fue desarrollándose en varias ciudades específicas en estados unidos que aceptaron ansiosos la nueva apuesta de Google que ofrecía velocidades de vértigo a precios muy competitivos, el sueño de todo aquél que “viva en la nube”.

Pero al día de hoy nos encontramos con que el proyecto está un poco estancado por varios factores, principalmente que Google ha tomado mucha conciencia de sus gastos en general e intenta no tener números rojos en sus proyectos experimentales y resulta que Google Fiber nunca fue muy rentable.

El proyecto no ha sido cancelado pero si que se ha detenido su desarrollo y ha dejado ir a mucho del personal dedicado al mismo. Muchos apuntan al elevado costo de la implementación de la fibra óptica que sobrepasó lo pensado junto con la baja adopción que ha tenido el proyecto, muy por debajo de lo proyectado, esto también relacionado con el poco marketing que Google ha realizado sobre el mismo y muchos obstáculos de competidores nuevos y viejos que se ha encontrado en el camino.

De momento, si estabas esperando afiliarte a la fibra óptica de Google cuando llegara a tu ciudad, mejor comienza a buscar otras opciones.